El escándalo de la FIFA. El juez Martínez de Giorgi dispuso la medida para Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis, acusados por la Justicia de Estados Unidos.

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi ordenó, a pedido de la Embajada de Estados Unidos, la captura y extradición de Alejandro Alejandro Burzaco, Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, los tres empresarios argentinos involucrados en el escándalo de la FIFA, y les rechazó los pedidos de exención de prisión que habían presentado sus abogados. La detención fue pedida por la Justicia de Estados Unidos en el marco de la investigación por supuestos pagos de sobornos y lavado de dinero con pagos ilegales entre importantes dirigentes de la FIFA, pero al sólo efecto de la extradición.

El juez se adhirió a los argumentos mediante los cuales el fiscal federal Federico Delgado se había opuesto a la exención de prisión. Esos habían sido “las características de maniobras pluralmente delictivas, los millonarios montos en juego, el hiato que aparentemente se produjo entre el momento de planificación de los hechos y el de su implementación en diversos países”. La sumatoria de esas circunstancias “aconsejan preservar los intereses del país que solicita la extradición, por cuyo interés el Ministerio Público debe velar, mediante el arresto provisorio” de los imputados.

Los abogados Hernán Jáuregui Lorda, en representación de Burzaco, y Jorge Anzorreguy, por los Jinkis, tienen ahora la posibilidad de apelar la decisión de rechazarles la exención de la cárcel ante la Cámara Federal porteña. “La capacidad económica (de los imputados) se puede transformar en un canal de fuga con capacidad, por lo tanto, para frustrar los intereses que en este particular trámite la República Argentina debe resguardar consideramos que se debe denegar la solicitud de exención de prisión requerida”, sostuvo el fiscal y suscribió Martínez de Giorgi.

Sobre la extradición, en tanto, quien también habló fue el cancillerHéctor Timerman, quien precisó que existe un acuerdo bilateral de colaboración en materia de extradiciones con Estados Unidos. “Hay países que no extraditan, es el caso de Irán, de Brasil, Alemania lo hace a muy pocos países, pero Argentina no tiene esta limitación”, dijo el funcionario en diálogo con “Seguimos de 10” (Radio 10), y agregó que en el país “no se hacen diferencias por nacionalidad”. También mostró su sorpresa por haberse “tardado tanto” desde que “Estados Unidos anunció por la mañana que iba a hacer el pedido” hasta que lo enviaron a la embajada “aproximadamente a las 17:30”.

Por otro lado, la causa tiene nuevo juez. Como Martínez de Giorgi intervino por estar “de turno” cuando llegó el pedido de detención internacional, tras resolver las cuestiones urgentes -entre ellas la exención de prisión- envió la causa a la Cámara Federal, la que -mediante sorteo- designó al juez federal Claudio Bonadio. Será él, entonces, quien deberá en definitiva realizar el juicio de extradición para los imputados, que se hará bajo la forma de juicio oral y sólo será apelable ante la Corte Suprema de Justicia.