El secretario de Vivienda mantuvo un encuentro con autoridades del sector inmobiliario, diputados y otros funcionarios y negociaron modificaciones a la nueva ley.

El proyecto de reforma a la ley de alquileres, que apunta a reducir el costo de la firma de contratos de locación y eliminar multas a los inquilinos, entre otros puntos, sería tratado en el recinto de la Cámara de Diputados a fines de octubre o principios de noviembre, una vez que el cuerpo sancione el Presupuesto 2019.

La iniciativa, que recibió dictamen el martes pasado en la comisión de Legislación General, incorporó una serie de modificaciones al proyecto aprobado por el Senado en 2016, y que fue tomado como base del despacho junto con otras iniciativas impulsadas por diputados de diferentes bloques.