Michelle Carter, la joven de Massachusetts condenada por homicidio involuntario por persuadir a su novio de que se suicidara, fue liberada de prisión el jueves, meses antes de lo previsto debido a su buen comportamiento.

Carter, que ahora tiene 23 años, comenzó a cumplir una condena de 15 meses en febrero, pero redujo el tiempo de su condena por buen comportamiento, según Jonathan Darling, portavoz de la oficina del Sheriff del Condado de Bristol.

La liberación de Carter termina una saga que comenzó cuando Conrad Roy III, de 18 años, se suicidó en julio de 2014. Los investigadores descubrieron decenas de mensajes de texto de Carter en los que ella, según los fiscales, reprendió a Roy y lo alentó a seguir con el suicidio, incluso después de que él expresó sus dudas.

“Pensé que querías hacer esto. ¡Es el momento adecuado y estás listo, solo tienes que hacerlo! No puedes seguir viviendo de esta manera”, escribió en un intercambio de mensajes.

En su juicio, los fiscales dijeron que Carter escuchó por teléfono mientras Conrad Roy se asfixiaba por la inhalación de monóxido de carbono en su camioneta, y dijeron que no se lo dijo a sus padres o autoridades cuando murió. Sus abogados defensores dijeron que Carter era una joven problemática y delirante y que Roy siempre había tenido la intención de suicidarse.