Después de horas de corte parcial hubo graves incidentes con balas de goma, gases y disparos en la Panamericana. Los choferes se enfrentaron con gendarmes.

Después de unas horas de corte parcial, trabajadores de la línea 60 de colectivos, que vienen en conflicto con la empresa desde hace varios días, se enfrentan con la Gendarmería, que en este momento los reprime con disparos de balas de goma y gases lacrimógenos para desalojarlos. Ya hubo heridos y detenidos.

El choque ocurre en la Panamericana, a la altura de la ruta 197. Los gases afectaron a los empleados y también al tránsito mano a Capital, que quedó cortado, y a los automovilistas que que quedaron atrapados.

Leé también: Reapareció Berni: “Di la orden para que se actúe”

El fuerte operativo comenzó minutos antes de las 10 y duró al menos 20 minutos sobre el puente de la ruta. Los gendarmes se mantuvieron en un cordón sobre el puente y bajo la autopista, mientras los empleados de la empresa Monsa, que maneja la línea 60, respondían desde abajo a pedradas.

El caos de desató cuando un grupo que había cortado puente La Noria llegó exaltado en micros escolares, y luego de que la empresa Monsa acusara a los delegados de ser “extorsionadores”.

Más temprano, los trabajadores de la línea 60 habían cortado esta mañana la Panamericana para protestar contra despidos. También habían bloquearon el acceso a Capital en Puente de la Noria durante un par de horas. Temprano ya se esperaba que se uniera el grupo que venía de ese lugar.

Heridos. Uno de los manifestantes, con un corte sobre un ojo, en Panamericana y 197. (Captura TV)

En primera hora, el piquete en Panamericana ya habían ocurrido algunos choques con los efectivos de Gendarmería, que se desplegaron en un fuerte operativo. Y hubieron pedradas y botellazos. Finalmente los gendarmes liberaron tres carriles de la autovía y a las 10 reprimieron fuerte a los trabajadores.

Hasta el momento, según los trabajadores de la línea 60, dos colegas fueron detenidos y otros están heridos. Por el lado de Gendarmería, al menos cinco heridos, uno del grupo de manifestantes y el resto de las fuerzas de Gendarmería.

Además, a las 14 tendrán una reunión con diputados y senadores para explicarles los motivos del conflicto que desde hace un mes tiene paralizados a los colectivos.

La pelea sigue escalando. En una solicitada publicada ayer, la empresa aseguró que los delegados denunciaron “conflictos inexistentes, extorsionando y procurando perjudicar a la empresa con medidas desleales y abusivas como el no cobro de boleto”. Además, afirmaron que “es una mentira absoluta la denuncia de despidos”.

Puente La Noria fue otro de los escenarios de conflicto. Luego, ese grupo fue hasta Panamericana y se reactivó el caos. (Captura TV)

Sin embargo uno de los delegados, Néstor Marcolín, le dijo ayer aClarín que “fueron 53 los compañeros despedidos y por eso es nuestra protesta. Los colectivos no circulan porque la empresa está haciendo un lock out patronal”.

Desde el 25 de junio los colectivos dejaron de circular, según los delegados por el lock out, aunque en Monsa dicen que es porque los choferes están realizando “una medida de fuerza ilegal”. La 60 une Constitución con Tigre y Escobar, y transporta a unos 250.000 pasajeros diarios.