Después del entrenamiento de Reyes abierto para los hinchas, hoy Lionel Messi y el plantel del Barcelona visitaron ocho hospitales de la ciudad para pasar un rato con los niños internados, sacarse fotos y llevar regalos.

Messi estuvo con Luis Suárez en el Hospital de Barcelona visitando a los niños que se recuperan de diversas enfermedades. Se trata de una movida habitual del club catalán en la previa de Reyes.

Por la mañana, el platel del Barça se entrenó a puertas abiertas para 11 mil personas en el Mini estadio y los jugadores firmaron autógrafos y se sacaron fotos con los fanáticos.