Brittany Zamora, de 27 años, es una docente que fue arrestada en marzo luego de que los padres horrorizados de su presunta víctima encontraron imágenes desnudas y material explícito en su teléfono.

La mujer tuvo sexo con un chico de 13 años, un alumno de su escuela secundaria en Arizona, EE.UU. Y envió una serie de fotos y mensajes indecentes para seducir al adolescente, alegan los fiscales.

Ahora, los documentos policiales muestran cómo la maestra bombardeó a su supuesta víctima con textos sugerentes, incluido uno que decía: “Dios mío, te quiero”.

Un texto supuestamente enviado por ella dice: “Dios mío, eres un bebé tan lindo”, según los documentos obtenidos por KPNX. Zamora comenzó a trabajar en la escuela un año antes de que surgieran las acusaciones en marzo.

Otro chat de la docente decía: “Ojalá te hubieras quedado después conmigo”. El alumno luego respondió: “Yo también. Ojalá pudiera salir contigo cuando quisiéramos”.

Zamora, quien comenzó en la escuela un año antes de que surgieran las acusaciones, supuestamente tuvo relaciones sexuales con el adolescente al menos cuatro veces entre el 1 de febrero y el 8 de marzo de este año.

En un caso, se dice que ella realizó un acto sexual con él en su auto, y nuevamente en un salón de clases. En otra ocasión, el niño afirma que lo contactó a medianoche y se dirigió a la casa de sus abuelos para que él pudiera escabullirse para estar con ella.

También está acusada de enviarle al chico fotos de ella desnuda y otros mensajes sexualmente explícitos. Después de una supuesta cita, se dice que el chico le envió un mensaje pidiéndole que se acostara con ella nuevamente. Zamora supuestamente respondió: “¡Lo sé, bebé! Te quiero todos los días sin límite de tiempo … Si pudiera dejar mi trabajo y (tener sexo contigo) todo el día, lo haría”.

Se dice que el chico le dijo a los detectives que se conectó con Zamora por primera vez en una conversación en el aula llamada “Class Craft”, diseñada para que los alumnos la contacten cuando ella no estaba en la escuela. Pero luego usó el chat para coquetear con él, y sus conversaciones pronto se volvieron “realmente instantes”, dijo el muchacho a la policía.