El Frente de Unidad Docentes Bonaerense (FUDB) anunció un paro por 72 horas a partir del próximo lunes por lo que el regreso a clases tras las vacaciones de invierno se demorará hasta el jueves.

La medida de fuerza fue adoptada luego de que el gobierno de María Eugenia Vidal apenas sumara un 1,7% en concepto de material didáctico a la misma oferta de mejora salarial del 15% formulada a comienzos de año.

El fracaso de la mesa de negociación el lunes pasado resonó con mayor fuerza ya que se trató de la primera convocatoria por parte de las autoridades bonaerenses después de 94 días y tuvo que ser ordenada por un fallo judicial que las obligó a retomar las negociaciones.

Tras el encuentro del lunes y el rechazo inmediato a la propuesta de mejora del 16,7% los docentes habían dilatado la confirmación del paro a la espera de una nueva convocatoria que nunca llegó.