Fue este miércoles a las 9:30 en la Iglesia Catedral y estuvo presidido por el obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez, quien enfatizó que “cada uno debe ponerse al hombro a San Luis y así lo haremos más grande”. También participaron de la misa, el vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce, autoridades nacionales y provinciales, entre ellos, el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá.

El vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce, en representación del gobernador, Alberto Rodríguez Saá, arribó a la esquina de Pringles y Rivadavia, donde realizó el tradicional saludo a las fuerzas armadas y de seguridad. Al finalizar este acto formal, Ponce ingresó con su esposa al edificio religioso y se sentó en la primera banca junto al senador nacional Adolfo Rodríguez Saá.

“Les quiero desear a los hermanos puntanos y de toda la patria un feliz día y que aprovechemos esta oportunidad para reflexionar en las obras que hicieron nuestros héroes y así seguir creciendo”, mencionó el vicegobernador.

En el interior de la Catedral, los distintos espacios de la misma empezaron a ser llenados por los miembros del gabinete provincial, autoridades nacionales y provinciales, representantes de las fuerzas armadas, de seguridad, ex combatientes y escolares. También participó el intendente de la ciudad de San Luis, Enrique Ponce.

Al inicio del solemne Tedeum ingresaron las banderas de ceremonias de las instituciones presentes, luego el obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez, quien se dirigió al altar principal de la iglesia, decorado con dos banderas argentinas tendidas desde la cúpula hasta el piso del recinto.

En su mensaje, el obispo llamó a continuar trabajando por la unidad y la paz social. “Nunca nos olvidemos del amor hacia nuestra patria que necesita que cada uno de nosotros colabore con la paz y la unidad”, mencionó y añadió: “Cada uno debe ponerse al hombro a San Luis y así lo haremos más grande”.

El solemne tedeum comenzó a las 9:30 en la Iglesia Catedral.El solemne Tedeum comenzó a las 9:30 en la Iglesia Catedral.

Seguidamente, se realizaron las oraciones por todos los puntanos, en la que hubo momento en el que todos los asistentes pidieron por la pronta recuperación del gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá.

Posteriormente, uno de los monaguillos, acompañado del sonido del órgano principal de la Catedral, entonó el tradicional tedeum, que fue seguido por todos los presentes en una actitud solemne y reverente.

Finalmente, el obispo terminó la misa diciendo: “San Luis, que el Señor te guarde y te bendiga”.