Los jugadores de Jaguares, la franquicia argentina del Súper Rugby, homenajearon hoy a Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por un grupo de rugbiers en Villa Gesell, en la previa del encuentro amistoso en el que vapulearon a Georgia XV.

Antes de iniciarse el cotejo, disputado en el estadio del San Isidro Club (SIC), los jugadores de Jaguares -quienes lucieron brazaletes negros- hicieron un minuto de silencio en el centro del campo de juego, junto a sus rivales.

El homenaje tuvo por destinatario a Báez Sosa, de 18 años, quien murió tras ser brutalmente golpeado por un grupo de diez rugbiers que están detenidos, a la salida de un boliche en Villa Gesell.

Los espectadores que estuvieron en el estadio aplaudieron la actitud de los integrantes de Jaguares y los georgianos, en medio de la polémica por la actitud de los rugbiers que protagonizaron la tragedia.

Jaguares ganó con contundencia.

En el último partido de preparación antes del inicio del Súper Rugby que se registrará el próximo 1 de febrero en el estadio de Vélez ante Lions de Sudáfrica, Jaguares volvió a apabullar a Georgia XV por 66 a 7.