Las condiciones climáticas fueron adversas, pero mejoraron hacia la noche. Se realizaron tareas para la protección de viviendas y en la parte baja se controló el fuego en un 80%, mientras el resto continuó trabajando en la parte media de la sierra, donde es más complicado el acceso.

Las tareas fueron coordinadas entre Bomberos de La Policía y los Cuerpos Voluntarios de Villa de la Quebrada y La Punta. Actualmente, se realiza un guardia de cenizas. No se han registrado heridos ni viviendas afectadas. El tránsito se desarrolló con total normalidad en las autopistas y caminos cercanos.