EL TITULAR DEL SISTEMA FEDERAL DE MEDIOS Y CONTENIDOS PÚBLICOS, HERNÁN LOMBARDI, CONSIDERÓ QUE LOS ORGANISMOS DEL ESTADO “NO PUEDEN CONVERTIRSE EN LUGARES DE MILITANCIA FANATIZADA”, AL REFERIRSE A LA INTERVENCIÓN DEL AFSCA QUE DISPUSO EL GOBIERNO NACIONAL.

“Los organismos del Estado no pueden convertirse en lugares de militancia fanatizada. Me parece que hay una decisión del presidente (Mauricio) Macri de poner claridad en estas cuestiones”, señaló Lombardi en declaraciones a la señal televisiva TN.

En ese sentido, el funcionario criticó la actitud que tuvo Martín Sabbatella, el desplazado titular de la Afsca, ante las autoridades que asumieron la conducción del país a partir del 10 de diciembre.

“Escuché hablar los otros días a (Martín) Sabbatella y parecía un arengador de las multitudes. Me preocupa la utilización de la palabra resistencia. No se puede hablar de eso frente a un gobierno constitucional que resultó legítimamente electo”, sostuvo Lombardi.

El titular de los medios públicos aseguró que actuará con “paciencia y firmeza” frente a los funcionarios que se encuentran decididos a continuar en algunos cargos que dependen actualmente de su gestión.

“Vamos a actuar con paciencia y firmeza ante quienes están con la decisión de continuar en sus cargos. No vamos a rescindir un contrato y generarle millonarias indemnizaciones al Estado. Por eso, valoro la actitud que tuvo Tristán Bauer (ex director del sistema de medios públicos) de presentar su renuncia”, remarcó.

Lombardi adelantó que el Sistema Federal comprenderá una área en la que estarán el Centro Cultural Kirchner y Tecnópolis, y otra en la que se encuentren Radio y Televisión Argentina y la agencia Télam.

“Vamos a dividir el Sistema de Medios en dos áreas y el sábado próximo daremos a conocer los nombres de la nuevas autoridades. Pero la idea es que estén todas las voces, queremos que los medios se administren con una lógica republicana y democrática. El sábado daremos”, subrayó.

Lombardi garantizó la continuidad del programa “Fútbol para Todos”, que “seguirá siendo gratuito”, pero con la incorporación de publicidad privada.

“Vamos a abrir “Fútbol para Todos a la publicidad privada. No usaremos el programa para hacer propaganda gubernamental. Queremos que las transmisiones posean también una mirada más federal con la incorporación de relatores de las provincias”, subrayó.