Foto: ANSL

Familias enteras realizaron en la noche del martes la tradicional caminata rumbo a Villa de la Quebrada para cumplir sus promesas ante el Santo Cristo. Los fieles caminaron por la Autopista 25 de mayo custodiados por móviles de Policía y bomberos. Hubo un importante dispositivo sanitario.

Desde el puente René Favaloro, en el noreste de la capital provincial, las postales se repiten. Hay un común denominador, las mismas acciones. La gente llega en autos, micros o taxis hasta la salida de la autovía que conecta a San Luis con La Punta. Desde hace muchos años es el punto de partida hacia la comuna norteña, hasta la parroquia del Santo Milagroso. Miles de puntanos, cada 30 de abril al anochecer, renuevan esa tradición y demuestran su fe paso a paso.