Los taxis porteños volverán a aumentar antes de fin de año. La suba será del 18% y la bajada de bandera diurna costará 38,50 pesos. El incremento debe ser discutido en audiencia pública, un paso formal previo a la aplicación. En marzo, la tarifa había subido un 17,7%.

De esta manera, la ficha diurna pasará de $3,26 a $3,85, mientras que la nocturna se irá a $ 4,62 (ahora cuesta $ 3,91) y la bajada de bandera después de las 22 costará $46,20. En 2010, la Legislatura porteña determinó que la tarifa nocturna (de 22 a 6) sea un 20% mayor que la diurna.

De acuerdo con el decreto 351/18, publicado este viernes en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires, la audiencia pública se realizará el viernes 7 de diciembre de 2018 a las 12 en el Centro Cultural Adán Buenos Ayres, en el Parque Chacabuco.

La revisión tarifaria fue solicatada por la Asociación Taxistas de Capital (ATC.), la Unión de Propietarios y Mandatarios de Taxis de la República Argentina (UPYMRA), la Unión de Propietarios de Autos de Taxis (UPAT), y la Sociedad Propietarios de Automóviles con Taxímetro (SPAT).