El mediocampista argentino Luis González, cuyo último club fue el Atlético Paranaense de Brasil, fue denunciado por tentativa de homicidio por su propia esposa, Andreia da Silva Marques González, que lo acusa de intentar asfixiarla y cortarle sus muñecas.

El hecho, según la denuncia que la mujer realizó, ocurrió el último viernes 8 de diciembre, cuando el ex jugador de la Selección argentina, tras una discusión, habría intentado matar a su esposa, que realizó su crudo relato ante la Comisaría de la Mujer.

El relato completo, según publicó el sitio brasileño Globoesporte, es el siguiente: “Mi marido, Lucho González, intentó matarme. Discutimos y él intentó matarme. A partir de ahí vació la casa, sacó todas las joyas y valores, sacó el dinero de las cuentas, bloqueó todas mis tarjetas, robó dinero y hasta las funcionarias. Él intentó asfixiarme y cortó mis muñecas, me colgó en la vara y llamó a mis hijos para verme caer en el balcón. Las empleadas llamaron a la razón y él me tiró del balcón, porque debajo tenía el patio donde estaban mis hijos jugando con los perros y empezó a gritar: ‘Te voy a matar te voy a matar’.”

El mismo sitió aseguró que la oficina de prensa de la Policía Civil confirmó que esta denuncia existió y que se abrió una investigación policial.

Ante esto, además, a la mujer se le aplicó una medida protectora de urgencia, que se basa en que el jugador no se acerque a una distancia mínima de 500 metros; la prohibición de contacto con la esposa, sus familiares y testigos por cualquier medio de comunicación; la suspensión de las visitas a los hijos menores por el plazo inicial de 90 días; y el pago de alimentos provisionales fijados en R$ 937.