En tres semanas se elige el próximo intendente de Río Cuarto, una de las 25 ciudades más importantes del interior. Allí competirán nueve candidatos, pero el duelo final será entre el radical Eduardo Yuni, candidato de Cambiemos; y Juan Manuel Llamosas, lanzado por el ex gobernador José de la Sota y apoyado por los K y el massismo.

Más allá de quién se quedará con la intendencia en la segunda ciudad de la provincia de Córdoba, el duelo entre Cambiemos y el PJ será una batalla subterránea con vista a las legislativas de 2017 entre Mauricio Macri y De la Sota. Es que el Presidente necesita exponer una victoria electoral a sólo seis meses de llegar a la Rosada, en medio de críticas y “antes del segundo semestre”, cuando, se vaticina, comenzará a mejorar la economía y la situación social del país. En Río Cuarto, Macri logró 70% de los votos durante el balotaje y en Cambiemos esperan retener parte del caudal para Yuni.

Por su parte, De la Sota, quien vive en Río Cuarto, necesita que su candidato gane para exponerlo como un triunfo propio en su pago chico; le daría envión para las legislativas de 2017 para encabezar la boleta del PJ.

Las últimas mediciones de la semana pasada daban un empate técnico entre los principales competidores, pero con el candidato radical descontando desde que se lanzaron. Desde el búnker radical confiaron a Clarín que “para nosotros era una campaña local, donde teníamos dos modelos de ciudad: un Río Cuarto que sirva para conectar el Pacífico con el Atlántico; y otro donde el intendente fuera un delegado del gobernador como en las épocas del virreinato. No queríamos involucrarlo a Macri”.

En los últimos días, el Presidente decidió jugar fuerte en Río Cuarto: el jueves estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el presidente del bloque PRO en Diputados, Nicolás Massot, un cordobés adoptado. “Vine a apoyar a Río Cuarto, a dar un puntapié inicial en una agenda de trabajo conjunta. Río Cuarto no va a estar sola nunca más. Vamos a tener presencia, no para sacarnos la foto, para trabajar de igual a igual”, aseguró el jefe de ministros macristas en la Sociedad Española de Río Cuarto.

El jueves próximo llega el ministro del Interior Rogelio Frigerio y después vendrán los ministros Guillermo Dietrich (Transporte), Esteban Bullrich (Educación), Julio Martínez (Defensa) y Ricardo Buryaile (Agricultura).

Con De la Sota como jefe de campaña, Llamosas recibió el empujón del gobernador Juan Schiaretti y de funcionarios provinciales que anuncian obras todas las semanas: “Yo soy parte de la gestión del Gobierno provincial, y ustedes saben que la primera reunión del presidente Macri con los gobernadores fue en Córdoba”, se ufanó el peronista.