Antes de concluir su visita a Holanda, el presidente Mauricio Macri responsabilizó a “la conflictividad social” por la falta de inversiones.
“Todo influye, porque acá lo que está en discusión es si este cambio cultural es producto de una decisión de los argentinos o solamente de la decisión de un presidente”, sostuvo al ser consultado sobre “lo conflictiva que está la calle” con “los paros y protestas”.
“Les digo a todos que por supuesto no soy el dueño del cambio, sino el resultado del cambio que decide la gente”, agregó el presidente.
“La mayoría entendió que es un largo camino que nos lleva a una mejora permanente que terminará algún día con los excluidos en la Argentina y habrá oportunidades de desarrollo”, completó.
Macri insistió en que “nunca” prometió “un milagro de un día para el otro, ya fue casi un milagro haber evitado la crisis terminal a la que íbamos en pocas semanas o meses si no producíamos este cambio copernicano”. “Pero en 2017 vamos a crecer, 2018 será mejor todavía y 2019 va a ser mejor todavía”, estimó.
Este miércoles Macri retomará su actividad y a las 11.45 inaugurará la estación de trasbordo de Constitución.