El Presidente dijo que les han dado “garantías” para que estén las dos parcialidades en la final de la historia por la Copa Libertadores, pero que la determinación final la deberán tomar las instituciones.

Pese a que al mediodía adelantó en declaraciones radiales que “ya hubo una reunión de trabajo esta mañana y están arreglando en qué, con qué pautas, pero va a ser con público visitante”, al atardecer volvió sobre sus pasos asegurando que “lo importante es que si lo quieren hacer con público visitante, nosotros les damos las condiciones”.

“Lo que quiero que quede claro, porque fui presidente de Boca durante 12 años, es que el que organiza el espectáculo es el club. Tiene la autonomía de hacerlo como la parezca. Estuvimos de acuerdo con el Jefe de Gobierno de la Ciudad y le garantizamos que si quieren jugar con público visitante, lo van a poder hacer. Pero a partir de ese momento, es decisión de los clubes. Estarán en estas horas debatiendo porque hace tiempo no lo hacen, ver qué es más conveniente”, aclaró.

El mandatario enfatizó que “los violentos no nos pueden marcar las reglas”.

Horas antes, Macri había desairado al ministro de Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, quien había asegurado que no estaban las condiciones dadas para poder organizar la final de la Copa Libertadores con público visitante.