En la provincia de Jujuy, que hoy gobierna el radical Gerardo Morales, habrá desde el viernes una verdadera cumbre política: además del Presidente Mauricio Macri y del mandatario local, estarán el líder del Frente Renovador, Sergio Tomás Massa y el gobernador de Salta, el peronista con vuelo propio Juan Manuel Urtubey.

El carnaval de Jujuy arranca mañana con el “jueves de compadres”, pero Macri llegará a Purmamarca el “viernes de comadres” para hospedarse en el hotel “El Manantial del Silencio”. Allí también se hospedará Massa junto a su mujer Malena y sus dos hijos, quienes compartirán predio con Juliana Awada y Antonia Macri.

Al otro día, el “sábado de desentierro”, todos participarán de una comida popular donde solo se sirve carne de vaca o de cordero, un exquisito queso de cabra y los choclos más grandes del mundo, según presumen los locales.

La custodia presidencial alterará la habitual paz de Purmamarca, que no se logra modificar ni con la explosión de visitantes que sucede cada año.

El sábado, cuando se “saca al diablo de la montaña”, se hace una ofrenda a la Pachamama y por una semana el mismísimo diablo empieza a regir el carnaval. Y Macri escalará hasta casi los 3.000 metros de altura en el Cerro de los Siete Colores de Purmamarca. Los visitantes lo verán, todos con la cara pintada de blanco, gracias a la harina y la espuma que se reparte para que “el diablo no sepa quién sos”, como explica la costumbre jujeña.

Macri anunciará un plan de energía solar para la Puna de 350 megawatts. Luego, junto a los gobernadores Gerardo Morales y Juan Manuel Urtubey, inaugurará la remodelación total del aeropuerto provincial, la readecuación de la ruta 34 y la finalización de las obras de la ruta 9 hasta Humahuaca. Será una combinación de gestión y foto con ruidos políticos.

Massa estará también en las celebraciones, como prometió el año pasado: “En 2016 vuelvo como Presidente. Y si pierdo, vuelvo igual”, le prometió Massa en medio del baile popular a su aliado Morales. Jujuy fue la única provincia donde ganó Massa como Presidente –el vicegobernador, Carlos Haquim, es del massismo– y ahora allí repetirá foto con el gobernador y con el Presidente Macri, con quien compartió hace pocos días un amable viaje por Davos, adonde viajaron para participar del Foro Económico Mundial. En ese viaje, Macri postuló a Massa ante la prensa internacional como uno de los candidatos que pelearía por conseguir el control del peronismo en la etapa poskirchnerista.

El Carnaval de Humahuaca es una celebración popular que se realiza al comienzo de la cuaresma (40 días antes de Semana Santa), como todos los carnavales. En Jujuy tiene un calor y características especiales que lo vuelven único y muy diferente a las otras celebraciones que se hacen en el país en estas fechas. Este año, ese entorno permitirá una foto de relevancia para la vida política argentina.