EL PRESIDENTE DE VENEZUELA ADVIRTIÓ ADEMÁS QUE EL PUEBLO TIENE DERECHO A REBELARSE CONTRA SUS “SUCIEDADES” Y LLAMÓ A LOGRAR EL RENACIMIENTO DEL BOLIVARIANISMO.

Maduro subrayó que el pueblo “tiene derecho a la rebelión constitucional frente a los que no juegan limpio” y apuntó que “esta patria no se va a arrodillar, no se va a entregar. Tenemos que replantearnos los escenarios, nosotros no nos vamos a quedar quietos”.

En su programa de radio y televisión “En contacto con Maduro”, insistió que la oposición realizó campaña electoral contra el gobierno en las filas de los supermercados, que este año se hicieron más largas por el desabastecimiento.

“Salieron a hacer campaña en las colas de gente y coordinaban con los negocios para que hubieran colas más fuertes. Hicieron sufrir al pueblo, fue parte del formato que nos aplicaron. Estos dos últimos años aplicaron las guarimbas (protestas contra el gobierno en 2014), la guerra económica, la guerra criminal, en la que se coordinaron con asesinos y para el 6 de diciembre se coordinaron en barrios enteros”, advirtió.

Además, denunció que la oposición repartió dinero “a manos llenas” para comprar votos.

Maduro sostuvo que la oposición es un movimiento de derecha “contrarrevolucionario y extremista”, que apenas se vio con algún poder “amenazó con privatizarlo todo”.

El mandatario convocó a su vez a los diferentes sectores de la sociedad venezolana a participar en un “gran congreso nacional” a partir de la segunda quincena de enero, con el objetivo de lograr el “renacimiento del bolivarianismo”.

“Yo creo que ha llegado un momento para convocar un gran congreso de la patria, el congreso de la patria, que convoque a elaborar las líneas maestras de la contraofensiva revolucionaria y del renacimiento del bolivarianismo a todos los hombres y mujeres de este país”, exclamó.

Para tal fin, pidió “toda la colaboración de todas las fuerzas de la patria” y sentenció que “vamos a un gran reimpulso revolucionario, a un gran renacimiento y a replantearnos los escenarios”.