El delantero de Boca Juniors Ramón «Wanchope» Ábila se perdería al menos el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores, ante River Plate o Cerro Porteño, luego de que se confirmara que la lesión sufrida anoche ante Liga de Quito es de una gravedad superior a la de un desgarro.

«Ábila padece una avulsión parcial en el aductor derecho», informó el parte médico oficial emitido por el club. La lesión le significará una recuperación de no menos de un mes, y la primera semifinal de la Libertadores será el 1 o 2 de octubre.

En cambio, su compañero Eduardo Salvio sufrió una lesión en grado 1 en el isquiotibial izquierdo y su recuperación demandará entre 15 y 20 días. No podrá jugar el superclásico del domingo ante River, por la quinta fecha de la Superliga, pero llegaría en buenas condiciones a los próximos cruces de la Libertadores.

Tanto Ábila como Salvio se lesionaron anoche, en el empate 0-0 de Boca con la Liga de Quito en la Bombonera, resultado que clasificó al equipo de Gustavo Alfaro a las semifinales de la Libertadores.

Allí se enfrentará con River Plate o Cerro Porteño, que definirán esta noche en Asunción del Paraguay su serie de cuartos de final. La ventaja es del equipo argentino, que ganó 2 a 0 en la ida.