El defensor Emanuel Mammana sufrió este domingo la rotura de ligamentos cruzados y meniscos de la rodilla izquierda en el empate sin goles como visitante de Zenit ante Rostov por la 22da. fecha de la Superliga rusa. Se retiró del estadio con una férula y en muletas y con una certeza: será imposible que pueda jugar el Mundial de Rusia, para el que estaba en la consideración de Jorge Sampaoli.

Mammana, de 24 años, no fue citado por Jorge Sampaoli para la gira amistosa del seleccionado argentino ante Italia y España del 23 y 27 de marzo, respectivamente, pero lo había tenido en cuenta en convocatorias anteriores.

Como consecuencia de esta grave lesión, Mammana requerirá de entre seis y ocho meses de recuperación, por lo que su regreso a las canchas hasta podría tener que esperar hasta 2019.