El portorriqueño dominó toda la pelea y finalmente se impuso por nocaut técnico en el noveno round.

El comienzo de la pelea en la que Sergio Maravilla Martínez expone el título Mediano del CMB ante Miguel Cotto comenzó de la peor manera para el campeón defensor. Tres caídas sufrió Maravilla en el primer round. La primera mano que el portorriqueño soltó a fondo la sintió fuerte el argentino, que luego de caer por primera vez no tuvo otra que esperar ansioso por la campana que le puso fin a la primera vuelta.

En la segunda, parecía que Maravilla iba de nuevo a la lona, pero, en esa ocasión, era por un resbalón, por lo que no hubo cuenta. Todo se hacía cuesta arriba para Martínez. A partir de este segundo round, con el jab, Maravilla comenzaba a tocar la cara de Cotto y hacerlo pelear a la distancia conveniente para el campeón defensor. De todos modos, cada vez que el boricua atacaba parecía hacer mella en Martínez, incluso en la tercera vuelta.

Hacia la mitad de la pelea, en el sexto round, seguía siendo Cotto el dueño del centro del cuadrilátero. Con el correr de los minutos, pese a que las manos del boricua no llegaban como antes, las posibilidades de retener el cetro de Martínez se complicaban. De a poco, las esperanzas del de Quilmes comenzaban a pasar por la posibilidad de impactar una buena mano como para noquear a Cotto.

El plan de pelea, con las caídas inesperadas del comienzo, quedaba hecho añicos. Y Maravilla necesitaba mucho más que jabs, promediando la octava vuelta, para retener el cetro, lo que implicaba tirar a Cotto a la lona y que el boricua no pueda levantarse. Pero quien parecía más cercano a volver a la lona era el propio quilmeño, cuya estabilidad era endeble.