La formación iba de Estrasburgo a París. El motorman sufrió severas lesiones.

Al menos 22 personas resultaron heridas en Francia luego del descarrilamiento de un tren de alta velocidad que unía las ciudades de Estrasburgo y París, entre ellas, el conductor de la formación, que permanecía internado en muy grave estado.

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) informó que el motorman fue evacuado del vehículo con severas lesiones y traslado en helicóptero a un centro de salud de la zona, mientras que 20 pasajeros fueron atendidos en situación de «urgencia relativa».

El accidente se produjo en horas de la mañana de este jueves, debido a que el tren, con 348 personas a bordo, se salió de las vías por el hundimiento del terreno.

Según un vocero de la compañía, circulaba a 270 km/h y descarrilló por el «debilitamiento muy importante de un talud en el sector de Saverne».

«La locomotora y los cuatro primeros vagones descarrilaron de las vías, pero el conductor consiguió accionar el dispositivo de frenado de urgencia para poner a salvo a los pasajeros», agregó.

Al lugar arribaron cerca de un centenar de bomberos y unos 40 camiones.