El lanzamiento anual de la iniciativa de la Universidad de La Punta, se llevó a cabo el pasado viernes por la tarde en la Plaza Pringles de la ciudad de San Luis. Cientos de personas de todas las edades se animaron al desafío de simultáneas con la Maestra Internacional Guadalupe Besso y con el quíntuple campeón argentino Pablo Ricardi. Además, muchos participaron de partidas rápidas, mientras que los más chicos se divirtieron con el Ajedrez viviente.

A partir de las 18.30 del pasado viernes, chicos, jóvenes y adultos comenzaron a acercarse a los diferentes espacios dispuestos por el personal del Programa Ajedrez en la Plaza Pringles para jugar, aprender y pasar un buen rato. “El objetivo de esta actividad es promover el ajedrez como una herramienta de enseñanza, educativa y de esparcimiento destinada a toda la sociedad”, explicó Pablo Ricardi, y añadió: “Hay mucho entusiasmo y ganas de jugar por parte de todos. Muchos se animan a desafiarnos”.

Los que se animaron al desafío con el quíntuple campeón y con la Maestra Internacional dieron pelea hasta el final. “Ha sido una de las mejores simultáneas en las que he participado. Hubo mucha gente y el nivel de juego es cada vez mejor”, comentó Guadalupe Besso. “Además de despertar una curiosidad o interés, la persona que juega encuentra un montón de emociones en el juego entonces se sienten muy motivados. Ellos disfrutan y yo hago lo que me gusta”, concluyó la joven talento.

Quienes se acercaron a la Plaza no solo jugaron simultáneas con los grandes del Ajedrez sanluiseño, sino que también, pudieron realizar partidas rápidas (torneos de 5 minutos de duración aproximadamente), participar de un stand para los interesados en aprender sobre el juego ciencia, y del ajedrez viviente, los más chiquitos.

 Los más pequeños se divirtieron y aprendieron en el Ajedrez viviente.

Los más pequeños se divirtieron y aprendieron en el Ajedrez viviente.

Una tarde para compartir, aprender y divertirse

Lucas Heredia (7) acompañaba a su mamá a realizar algunos trámites por el centro puntano, pero decidió hacer una parada para jugar al ajedrez viviente. “Vi que estaban jugando y me quise quedar, mi mamá tenía que hacer otras cosas”, contó el pequeño y expresó: “Me quiero disfrazar, no se jugar al ajedrez solo jugué una vez en la escuela, pero quiero aprender a jugar bien”.

Por su parte, Rodolfo Delías (47) es aficionado y juega al ajedrez semanalmente en el Club Don Lucero, “Vine con mi hija desde La Punta  exclusivamente a participar de esta excelente propuesta”, y añadió: “Quería jugar con la Maestra Internacional, porque se aprende mucho de los grandes y también quería desafiarla”.

Desde la localidad de San Francisco del Monte de Oro, llegaron Ángel Ricarte (8) junto a su profesor de Ajedrez, Mario Oscar Olguín quienes se sumaron a las propuestas. “Desde los seis años juego. Gracias al ajedrez he conocido muchos lugares: Mendoza, Bariloche, y muchos lugares de San Luis. Eso es lo que más me gusta de jugar poder conocer lugares y hacer nuevos amigos”, contó Ángel, quien aprende el juego ciencia en el Centro Cultural Ajedrecístico Oscar Panno de dicha localidad.

Las partidas rápidas contaron con la participación de puntanos y turistas que paseaban por el centro de San Luis.

Las partidas rápidas contaron con la participación de puntanos y turistas que paseaban por el centro de San Luis.

Nota y Foto: Prensa ULP.