Es Galindo Mellado Cruz, alias “El Mellado”, de los Zetas; un grupo de militares desertores famoso por las decapitaciones y desmembramientos de sus víctimas.

Galindo Mellado Cruz, alias “El Mellado” o “Z-9”, uno de los fundadores del más sanguinario cártel narco mexicano de Los Zetas, murió en un tiroteo en la localidad de Reynosa, en el estado de Tamaulipas, México, se informó hoy.

“El Mellado” fue identificado entre los cinco muertos en un tiroteo registrado el viernes, en el que también perdió la vida un soldado mexicano, confirmó un funcionario estatal, citado por el diario mexicano La Jornada.

Mellado Cruz era uno de los más de 30 miembros de las Fuerzas Especiales mexicanas que crearon Los Zetas para trabajar para el Cártel del Golfo hasta que decidieron separarse.

Ahora Los Zetas y el cártel del Golfo mantienen una lucha territorial, sobre todo en el estado de Tamaulipas, al este de la frontera con Estados Unidos.

Todo empezó en 1999 con 31 desertores del ejército mexicano. Todos eran miembros del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) entrenados en EE.UU. y cuya misión, hasta entonces, era la de acabar con el Cartel del Golfo. Pero el líder del grupo, Osiel Cárdenas Guillén, los convenció para cambiar de bando y convertirse en su guardia pretoriana. Habían nacido los Zetas. Y con ellos una nueva forma de hacer el mal.

“Revolucionan el panorama del crimen organizado”, explica la investigadora Guadalupe Correa Cabrera, de la Universidad de Texas. “Porque además de ese espíritu militar, cambian las formas de matar. Pasan del tiro en la nuca a las decapitaciones, desmembramientos y hasta a ‘cocinar’ cadáveres en ácido para eliminar todo rastro”.

A la hora de su muerte, “El Mellado” ya no ocupaba una posición de mando dentro de la jerarquí­a de Los Zetas. El gobierno de Tamaulipas había informado el viernes en un comunicado, de varios enfrentamientos en la ciudad de Reynosa, en los que perdió la vida un soldado y cinco hombres armados, aunque en ese momento no identificó al “Mellado”.

Las autoridades mexicanas indicaron que Mellado se había fugado de dos penales en Tamaulipas, donde lo habían encarcelado acusado de violación, robo a mano armado, lesiones, homicidio y delitos contra la salud.

Tamaulipas es uno de los estados más violentos de México. Pese a que la violencia amainó un poco en 2012, volvió a intensificarse en las últimas semanas.

Este repunte de la inseguridad ha llevado a parte de la población a manifestarse exigiendo paz, como ocurrió este domingo en la ciudad de Tampico, donde se concentraron cientos de personas pidiendo el fin de la violencia.