La comunidad de Tampa, en Florida, Estados Unidos, está conmocionada tras un macabro triple asesinato en Tarpon Springs al que se le sumó un cuarto muerto.

Los cadáveres de Richard Ivancic, de 71 años; su mujer Laura Ivancic, de 59 años; y el hijo de la pareja, Nicholas Ivancic, de 25 años- fueron encontrados junto a los de sus tres perros en su casa este Año Nuevo.

Las víctimas de Shelby Svensen.
Las víctimas de Shelby Svensen.
Pero el suceso aún tenía que tomar un cariz más terrorífico: la policía descubrió días después que el crimen había sido perpetrado por su yerno y cuñado, Shelby Svensen, de 25 años, quien llevaba un año haciéndose pasar por su esposa, Jaime Ivancic, de 21;a quien también había asesinado y enterrado en su jardín.

Jamie y Nicholas eran hijos adoptivos de los Ivancic, que no habían podido concebir y los adoptaron cuando eran chicos. En enero de 2018 Jamie le contó a Karma Stewart, su hermana biológica, que estaba pensando en abandonar a su marido y quedarse con la tenencia de sus hijos, que ahora tienen 2 y 3 años.

Llevaban casados apenas dos años, pero las discusiones habían llegado tan lejos que incluso la policía había tenido que mediar: ambos tenían denuncias cruzadas por malos tratos y moretones de peleas por todo el cuerpo, según publicó el diario local Tampa Bay Times.