Gran Conmoción causó en Reino Unido el caso de una joven madre que asesinó a sus dos hijas de 1 y 3 años, porque según su declaración, las menores interferían en su estilo de vida de libertinaje sexual.

Según relató la joven a los tribunales, ella ejercía la prostitución y el hecho de mantener a las dos menores de edad se había convertido en una carga que no le permitía continuar con su forma de vida.

La policía investigó a la joven y determinó que Louise Porton había intentado asesinar a las menores al menos en dos ocasiones anteriores.

Revisando su historial de Google encontraron búquedas sospechosas como: «cuánto tiempo tarda un cadáver en quedarse frío», «Cinco cosas extrañas que suceden cuando mueres» o «¿Puedes morir si tienes la nariz tapada y te tapas la boca con cinta adhesiva?».

Louise además agregó a más de 40 hombres en una aplicación de citas solo un día después de la muerte de las menores, e incluso en el mismo funeral a de las niñas la mujer realizó varias llamadas por FaceTime con varios de sus «match».