Luego de su viraje hacia un discurso más estatalista, el saliente jefe de Gobierno porteño criticó la gestión de la agrupación K en Aerolíneas. Y definió al PRO: “No somos antikirchneristas ni anti-nada”.

El jefe de Gobierno porteño y precandidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri, sostuvo que “haber agigantado el Estado metiendo amigos o muchachos de La Cámpora sin experiencia en la gestión le cuesta muchos miles de millones de pesos a los argentinos”. Luego de la polémica por su giro respecto de la estatización de servicios públicos, ejemplificó con Aerolíneas Argentinas y “un récord de vuelos cancelados”.

El referente de PRO reforzó, así, su discurso fuertemente estatalista del domingo a pesar de las críticas K. “En la Ciudad construimos en estos siete años mucho más Estado. Hay más salud y por ende hay más médicos y enfermeras, hay más educación con más escuelas y jardines y hay más maestros y hay más seguridad por la Metropolitana.Eso es en beneficio de la gente”, explicó.

Lee más: Cristina ironizó sobre el cambio de discurso de Macri: “Se hubieran dado cuenta un cachito antes” 

En este sentido, Macri insistió en la administración y no en las estatizaciones: “Lo que nosotros proponemos son empresas estatales pero bien administradas y para eso hay que nombrar a los más capacitados y no a los más enamorados del relato”, aseguró desde Paraná, donde acompañó al senador Alfredo De Angeli y al candidato a la intendencia de Paraná, Sergio Varisco.

El dirigente rural que saltó a la fama luego del conflicto por la 125 en 2008, remarcó el contraste entre lo que el saliente jefe de Gobierno decía y la situación de Entre Ríos. “Acá también es sorprendente la ausencia del Estado y lo más preocupante es la infraestructura, sobre todo en los colegios que están en pésimo estado”, dijo el también candidato a la gobernación de la provincia litoralense.

Lee más: Macri cambió el discurso: es menos anti K

“Ni antikirchneristas ni anti-nada”: así había definido hoy más temprano Macri la postura de su partido. Alejado de la confrontación, aseguró en una entrevista por Radio Mitre: “En el Pro siempre hemos sentido que no estamos en contra. Somos pro nuestro futuro. Creemos que están equivocados. Por incapacidad o desidia, no han sabido hacer crecer a la Argentina como corresponde, no saben hacer funcionar el Estado, generan conflictos y problemas en vez de oportunidades y progresos”, aseguró.