En el MGM Grand de Las Vegas, ante más de 10 mil personas los boxeadores pasaran por la báscula sin problemas. El Chino no entró en la provocación de su rival que le mascó chicle en la cara. Este sábado se enfrentarán por el título welter de la AMB y el CMB.

Marcos Maidana y Floyd Mayweather superaron sin problemas el pesaje para el combate que mañana mantendrán en el MGM Grand de Las Vegas y en el que unificarán los títulos welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en poder del santafesino, y del Consejo Mundial de Boxeo, propiedad del estadounidense.

El noqueador de Margarita fue el primero en subir a la balanza, instalada sobre un enorme escenario montado en el Arena Garden del coliseo donde este sábado se llevará a cabo la velada, y registró 66,451 kilos (146,5 libras), por debajo de los 66,678 kilos (147 libras), límite de la categoría.

Luego llegó el turno del invicto de Michigan, quien ante la multitud que colmó las gradas -el evento fue abierto al público e incluyó shows musicales- marcó cómodamente 66,224 kilos (146libras).

Cumplida la formalidad y una vez que Maidana se hidrató abundantemente, llegó el momento del show. Tras el intercambio de gestos de cortesía en la conferencia de prensa del jueves, esta vez Mayweather abandonó la amabilidad, le clavó una mirada fulminante a su adversario y le mascó chicle a centímetros del rostro. El Chino evitó la confrontación, bajó la vista y se retiró a velar armas para su noche soñada.