Foto: web

Lentamente, el fútbol alrededor del mundo comienza a intentar regresar a su actividad. Y en este contexto, la presencia de Lionel Messi en la Ciudad Deportiva del Barcelona fue la gran novedad de este miércoles, día en que el plantel del club culé vuelve a entrenarse de manera separada y siguiendo todos los protocolos necesarios por la pandemia de coronavirus.

Después de casi 2 meses (el 13 de marzo fue la última vez que se lo vio allí), el capitán argentino llegó al predio catalán manejando su auto en soledad, una de las condiciones impuestas por las autoridades sanitarias para el regreso de los entrenamientos.

En principio, todo el plantel del Barcelona, con Messi a la cabeza, será sometido a las pruebas de coronavirus, y recién después de esto podrán entrenarse de manera solitaria, según los diferentes protocolos que llevarán a cabo para ir recuperando lentamente la actividad.