Desde las 13.15, “La Pulga” será el capitán del Barça ante el Xeneize. Los antecedentes asustan a los de Guillermo Barros Schelotto.

Tras el rechazo de Newell’s y River de pagarle el tratamiento para sus problemas de crecimiento y luego de firmar en una servilleta un contrato con Charles Rexach, Lionel Messi dejó la Argentina siendo un púber. Con 13 años viajó a Barcelona para formarse en La Masía. El futbolista que más goles hizo con la camiseta de la Selección no jugó ni un partido oficial en el fútbol argentino. Apenas tiene dos enfrentamientos con equipos de su país natal.

Desde que Messi debutó, Barcelona se enfrentó tres veces con clubes de la Superliga. Dos de los cotejos fueron oficiales y el restante por la Copa Joan Gamper que este miércoles lo enfrentará a Boca Juniors. Por la tradicional competencia con el nombre del fundador de los “culés” enfrentó al Xeneize en 2008. “La Pulga” no fue de la partida ya que estaba disputando los Juegos Olímpicos de Beijing con la Argentina.

El primer choque oficial de Messi fue contra el equipo del técnico que mejor lo hizo jugar en la Selección. Por el Mundial de Clubes 2009, el Barcelona le ganó 2 a 1 al Estudiantes de La Plata de Alejandro Sabella. En el segundo tiempo suplementario, marcó de cabeza el resultado con el que dieron vuelta el marcador tras un partido planteado de manera impecable desde lo táctico por el “Magno”.