Ahora será el mejor pago del plantel. Cobrará entre 20 y 25 millones de euros anuales. Se disculpó con los hinchas por el mal año del equipo y dijo que quiere seguir en el Barcelona pero dejó una frase que abre serios interrogantes sobre su continuidad. Mañana llega al país y el lunes arranca con la Selección.

Lionel Messi fue autocrítico por la perfomance de 2014, se disculpó con los hinchas del Barcelona y dejó una frase inquietante sobre su futuro. El astro estará mañana en Buenos Aires, pasará unos días en su Rosario natal y desde el lunes se incorporará a los entrenamientos de la Selección en el predio de la AFA. El rosarino firmó la mejora de su contrato, como estaba previsto.

La red social china Weibo difundió declaraciones de Messi en las que el crack señaló que “la verdad no salieron las cosas como esperábamos. Fue un año duro en lo personal y en lo global. Aún así tuvimos oportunidad de lograr un objetivo (la Liga) en el último partido y no lo aprovechamos”. Poco después de haber firmado la mejora de su contrato, Messi se refirió a su continuidad en el club y afirmó que “estoy muy feliz de seguir en mi casa, como siempre lo dije. Es la gente del Barcelona la que decide qué hacer con mi futuro. Mi elección es continuar ya que sigo teniendo el mismo cariño hacia ellos pero si así no fuera buscaré una solución porque siempre voy a querer lo mejor para este club”. En Barcelona, y en toda la prensa española, esas declaraciones provocaron múltiples especulaciones sobre la continuidad de Leo en el Barça, sobre todo luego de una mañana de contradicciones sobre la firma de su contrato.

Fue una mañana movida en la capital catalana. El diario Sport aseguró que Messi había firmado el nuevo vínculo, pero en la tarde europea, al mediodía porteño, Mundo Deportivo, el otro diario barcelonés, citó fuentes del “entorno de Messi” a las que no identificó, negando que se haya producido la firma. Sin embargo, dos horas más tarde, ese diario se rectificó, dio crédito a la versión original de su competidor hasta publicó la foto de Messi junto al presidente Jose María Bartomeu. difundida por Barcelona.

De todas maneras, el acuerdo se había alcanzado el 7 de mayo, cuando Jorge Messi, el padre de Leo, negoció las nuevas cifras. Cobrará 20 millones de euros anuales, es decir 27.385.600 de dólares más una cifra variable entre 4 y 5 millones de euros según objetivos. Además, por primera vez, Messi compartirá con Barcelona la explotación de sus derechosde imagen, aunque no se dinfudió qué procentaje cedió al club. En el vínculo se mantiene la cláusula de rescición en 250 millones de euros y no se modificó la extensión, que expira en junio de 2018, cuando el crack recién haya cumplido 31 años. Ahora, Messi pasará a ganar el doble que Neymar y superará a Cristiano Ronaldo, que recibe 21 millones en Real Madrid, y a Zlatan Ibrahimovic, que cobra 14,5 millones anuales en París Saint Germain.