Por haber hablado de corrupción en la Conmebol, Lionel Messi recibió tres meses de suspensión en la Selección argentina, más una multa de 50 mil dólares. El rosarino no podrá vestir la camiseta nacional hasta el 3 de noviembre. Tiene una semana para apelar la medida.

«Nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción y de esta falta de respeto que se nos hizo en esta Copa», fueron las palabras de Messi que llevaron a la Confederación Sudamericana de Fútbol a sancionarlo por el plazo de 90 días. Cansado de las malas actuaciones de los árbitros, el rosarino estalló tras el partido con Chile por el tercer puesto de la Copa América, en el que se fue expulsado de manera injusta.

Además de los tres meses y los 50 mil dólares, Messi afronta otra sanción, por la tarjeta roja que recibió ante el conjunto trasandino. El crack del Barcelona ya había sido suspendido por una fecha (que deberá cumplir en Eliminatorias) y 1500 dólares.