Un soldador de 28 secuestro a la chica, que iba caminando por la calle. Un vecino que vio la escena llamó al 911 y la Policía lo atrapó gracias a las cámaras de seguridad.

 

Una nena de nueve años fue secuestrada esta mañana en Bahía Blanca por un hombre que la metió en el baúl de su auto. Un vecino observó la escena y dio aviso al 911. En varios patrulleros y con la guía de las cámaras del sistema municipal de vigilancia, los efectivosiniciaron la persecución que culminó media hora después en una de los accesos de la ciudad.

El vecino vio el secuestro desde el interior de su casa, en Resero al 400, a 30 cuadras del centro. Les dijo a los investigadores que tras escuchar un auto que frenaba, se asomó a la ventana y vio cuando el conductor de un Ford Escort color bordó, después de hablar unos segundos con la pequeña, la tomó de los brazos, la introdujo en el bául y huyó a toda velocidad, en dirección hacia la avenida Sesquicentenario, una de las salidas de la ciudad.

A partir del llamado, la Policía inició un operativo cerrojo y logró determinar la zona por la que escapaba el individuo a partir de las imágenes de las cámaras del Sistema de Prevención y Vigliancia (SIPREVI) del municipio. Así, pudieron alcanzar e interceptar al vehículo, a la altura del motel que el Automóvil Club Argentino posee a metros de la ruta 3.

El comisario Ruben Gab, jefe de la policía Distrital, dijo a Clarín que cuando los efectivos abrieron el baúl encontraron a la nena en estado de shock. Fue trasladada al hospital municipal donde continúa alojada en la guardia, en buen estado de salud.

Cuando fue consultado sobre el hecho, el hombre comenzó a divagar.“Dijo que estaba separado y que su mujer no le permitía ver a su hijo de 3 años, por lo que había tomado a la nena por que lo confundió con su hijo”, explicó Gab sobre la conducta del secuestrador, identificado como Gustavo Abraham Salas, soldador, de 28 años.

Los padres de Salas, que se enteraron por la radio de la detención de su hijo, dijeron a la prensa que esta mañana había salido a trabajar como cualquier día. Temen que estuviera afectado por el consumo de drogas.