La gobernadora del Estado mexicano de Puebla, Martha Érika Alonso, y su marido el ex gobernador y actual senador Rafael Moreno Valle, murieron en un accidente de helicóptero el lunes por la tarde.

El accidente ocurrió 10 minutos después del despegue del helipuerto denominado El Triángulo de las Ánimas, en el poblado de Santa María de Coronango, 5 kilómetros al norte del aeropuerto internacional de la ciudad de Puebla.

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó los decesos poco después y anunció la apertura de una investigación sobre las circunstancias en las que se produjo el siniestro de la aeronave, en que viajaban, además de ambos políticos, los dos pilotos y “presumiblemente”, un quinto ocupante.