El seleccionado mexicano derrotó hoy al defensor del título, Alemania, por 1-0 y protagonizó el primer gran golpe del Mundial de Rusia en la primera fecha del Grupo F con el gol de Hirving Lozano, a los 35 minutos del primer tiempo.

En el estadio Luzhnikí, colmado por 78.000 espectadores, en su mayoría mexicanos, el delantero Hirving Lozano convirtió el gol del histórico triunfo a los 35 minutos del primer tiempo.

El equipo dirigido por el colombiano Juan Carlos Osorio cambió las críticas recibidas en la previa del torneo por elogios tras jugarle de igual a igual y ganarle al campeón del mundo en Brasil 2014.

De entrada, México le jugó de igual a igual a Alemania y tuvo varias aproximaciones pero fallaba en los últimos metros ante una desorganizada defensa alemana que no se encontraba en el partido.

Con este plan llegó el gol ya que luego de un gran contraataque, Hirving “Chucky” Lozano recibió de Hernández por izquierda, enganchó ante la marca de Ozil y con un fuerte remate definió al primer palo de Manuel Neuer.

La reacción de Alemania llegó a los 38 minutos desde una pelota parada ejecutada por el talentoso Toni Kroos que forzó una gran reacción del arquero Guillermo Ochoa, quien rozó la pelota que luego se estrelló en el travesaño.

México no pudo sostener el ritmo en la segunda parte y Alemania lo obligó a defenderse en su propio campo durante los últimos treinta minutos.

Löw, quien tardó en desentrañar el plan impuesto por el rival, mandó a la cancha a jugadores ofensivos e intentó llegar al empate por todos lados pero careció de profundidad y efectividad en los últimos metros.

El segundo tiempo permitió otro hecho histórico ya que el ingreso del “Rafa” Márquez permitió que alcance la marca de su compatriota Antonio Carbajal, el alemán Lothar Matthäus y el italiano Gianluigi Buffon, los futbolistas que disputaron cinco mundiales.