Foto: web.

Miguel Díaz-Canel, hasta ahora primer vicepresidente, fue elegido este jueves presidente de Cuba por la Asamblea Nacional de la isla en sustitución de Raúl Castro, quien se retira del poder tras 12 años en la jefatura del Estado.

Díaz-Canel inicia un mandato de cinco años, renovable por otros cinco pero no más por el límite de dos legislaturas establecido por Raúl Castro para los altos cargos. El relevo presidencial ha estado marcado por la llamada a la “continuidad”, que cambie a los mandatarios pero que mantenga al Partido Comunista en la dirigencia de la isla.

Los analistas coinciden en que el alcance reformista de Díaz Canel es una incógnita, por lo poco que se sabe de él y porque no se puede prever la autoridad que llegue a tener.