La chica lo había denunciado por violencia de género y él irrumpió armado en una peluquería en la que la tuvo sometida junto con otras personas.

Un joven tomó rehenes y se atrincheró en una peluquería de Pocitos, Uruguay, donde acusó a un la ex de haberlo dejado por otro. El atacante se grabó dentro del local mientras tenía sometidas a varias personas y mostró cómo increpaba a la chica. Antes de que se entregue, lograron escapar varios rehenes.