La protesta se habría iniciado por una pelea entre internos, pero uno de los detenidos se quejó por las condiciones de la dependencia. “Somos presos, pero tenemos derechos”, sostuvo.

Al menos 26 presos estuvieron amotinados en una comisaría de Merlo desde este jueves a la noche hasta este viernes por la mañana.

Según trascendió, el motín se desató por una pelea entre internos a partir de la llegada de un nuevo delincuente a la dependencia.

“Nos tratan como perros, estamos amontonados en las celdas y hasta el baño se usa para dormir. Somos presos pero tenemos derechos”, se quejó Fausto, uno de los reclusos.

Sobre el conflicto con uno de los ingresantes, aseguró que era alguien que le había disparado a una embarazada en la panza.

“Acá no tenemos armas blancas, se lo golpeó un poco porque había indignación, pero la realidad es que no se puede vivir en estas condiciones”, aseguró.