En el marco de las actividades de cara al 8M, una multitud exige al Congreso de la Nación debatir el aborto legal, seguro y gratuito para poner fin a la primera causa de muertes maternas en la Argentina.

Organizaciones feministas presentan por séptima vez en el Congreso un proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito. Con firmas de activistas y sindicatos, la iniciativa establece que toda mujer tiene derecho a interrumpir su embarazo en las primeras 14 semanas de gestación.

En nuestro país, es considerado un delito dentro del Código Penal. Sin embargo, la legislación contempla la figura del “aborto no punible” en dos casos: cuando es necesario evitar un peligro para la salud de la mujer o cuando el embarazo es producto de una violación. El proyecto propone que, una vez pasado ese periodo de las 14 semanas, la mujer puede someterse a un aborto en estos dos supuestos y también si existen malformaciones fetales graves.