Una muy joven pareja murió el viernes en un accidente de tránsito en Texas, Estados Unidos, pocos minutos más tarde de haberse casado. Los familiares presenciaron la tragedia e intentaron auxiliarlos en vano.

Harley Morgan tenía 19 años y Rhiannon Boudreaux, 20. Fueron las víctimas tras salir de la sala del juez que ofició su casamiento. Iban en el auto nupcial cuando los chocó una camioneta, informa KFDM.

«Todavía llevo la sangre de mi hijo, porque hice todo lo que pude para sacarlos del auto», declaró la mamá del novio, Kennia Lashawna. «Fui testigo de mi peor pesadilla», agregó.

«Esa es una imagen que me perseguirá el resto de mi vida. No lo olvidaré. Nunca desaparecerá. Veré que ese camión golpea a mi bebé y mata a mi bebé cada noche de mi vida, el resto del tiempo que esté en la tierra», concluyó.

A su vez, el capitán de la Policía de Orange, Keith Longlois, reveló que el accidente ocurrió «cinco minutos después» de la tradicional frase «puede besar a la novia».

Longlois agregó que el joven iba manejando y que el segundo conductor coopera con la investigación, aunque no había indicios de que se hubiera cometido una infracción.