Un manifestante que había caído víctima de un disparo policial durante las protestas del último sábado en Colombia, murió en las últimas horas, revelaron medios informativos de diferentes países.

Cruz había participado en la revuelta del 23 de noviembre en Bogotá, tomó una bomba lacrimógena y cayó víctima de un disparo, relata la BBC.

El medio inglés dice que Cruz llevaba un guante rojo y devolvió la bomba de gas a quienes la dispararon.

Luego los funcionarios del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) le apuntaron y cayó inconsciente, quedando inmóvil.