La víctima fatal de 25 años recibió un disparo después de las 20:30 en una plaza del barrio Libertad de San Luis y falleció horas después en el Hospital Regional. Detuvieron al presunto autor del crimen, con quien mantenía una disputa de larga data.

Un joven murió en el madrugada de este martes, tras ser a atacado a tiros previamente en plena vía pública del barrio Libertad de la capital puntana. La víctima fatal había sido foco de un intento de homicidio anterior hace menos de 15 días, también con arma de fuego.

El fallecido fue identificado como Juan Gilabert, quien pasadas las 20:30 de ayer recibió un disparo en la zona del abdomen, mientras se encontraba en la plazoleta del barrio.

Un llamado al 911 alertó de que en el lugar se escucharon detonaciones. Tras recorrer la zona, el personal policial habló con un hombre que les dijo que había acompañado a uno de los habitantes de el vecindario apodado “El Pelado”, hasta un centro de salud del barrio CGT luego de que se acercara “pidiendo auxilio”. Más tarde, los efectivos constataron que el herido había sido trasladado por una ambulancia del Sempro hasta el Hospital San Luis.

Tras ser operado, Gilabert murió cerca de la 1:15 debido a que la bala afectó gravemente una arteria.

Según el testimonio de algunos vecinos del barrio ubicado en el oeste de San Luis, el joven fallecido circulaba en bicicleta al momento de recibir los impactos de bala, efectuados desde una moto de 150 centímetros cúbicos con dos ocupantes. Uno de ellos, apodado “El Tucán”, fue quien presuntamente gatilló contra Gilabert.

Con esa información, los investigadores allanaron en la madrugada una vivienda ubicada sobre la calle Juan de Garay al 2100, donde detuvieron al sospechoso y secuestraron una Motomel roja de igual cilindrada a la indicada por los testigos del crimen.

Problemas de larga data

El asesinato de “El Pelado” sacó a la luz de que mantenía con “El Tucán” una enemistad a muerte.

Los investigadores constataron que en diciembre el presunto homicida de Gilabert, fue internado en el Hospital San Luis por una herida de arma blanca.

Luego, el 10 de febrero, “El Pelado” fue baleado en plena avenida Julio A. Roca, a la altura del 2100. Los impactos de bala dieron en uno de sus brazos y una pierna, ambos con orificio de ingreso y salida.

En esa ocasión, el joven ingresó por sus propios medios a la guardia del Hospital San Luis.

Dijo que al momento de que le disparasen, estaba en compañía de un amigo y que sus atacantes fueron dos hombres a bordo de una moto 150 centímetros cúbicos de color rojo, de iguales características a la que secuestró durante esta madrugada la policía.

Luego del primer ataque, Gilabert se mostró reticente a brindar información sobre lo que había pasado y durante su estadía en el Hospital había dicho que no haría la denuncia formal. Más tarde, se retiró sin recibir el alta médica.