La tragedia conmocionó a la ciudad india de Ganganagar, donde un bebé de 10 meses murió tras caérsele de los brazos a su madre en la escalera mecánica de un centro comercial.

El incidente, que quedó grabado en las cámaras de seguridad del complejo, se produjo cuando el esposo de la mujer le pidió a esta última que posara para retratar a la familia.

Dicha escena tuvo lugar apenas subieron a la escalera mecánica en ascenso hacia otro piso.

En una mala maniobra, a la madre se le resbaló el nene que llevaba en brazos y se precipitó por el hueco del dispositivo elevador, entre la baranda y el posamanos.