Ante los cuestionamientos a la planta móvil del ingreso a Juana Koslay, Raffo Calderón manifestó que la única oblea válida es la que su organismo emite desde 2014.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) dio su veredicto final. Confirmó que los talleres móviles, como el que está en Juana Koslay, no están autorizados por el organismo, por lo cual ni la verificación que hacen, ni la oblea y su certificado son válidos a los ojos del ente nacional. Su director de Coordinación Interjurisdiccional, Darío Aníbal Raffo Calderón, advirtió que “el único certificado válido es el que emite la ANSV a través de los talleres habilitados por ésta. Los móviles no están autorizados por la reglamentación de la Ley de Tránsito”.

Raffo Calderón, manifestó que no tienen “ninguna garantía de que las máquinas que utilizan esos puestos móviles estén debidamente chequeadas, registradas y demás, tampoco nos consta que su certificado sea válido”.

Fuente: El Diario de la República