Este viernes se dio la cita más esperada de Roland Garros y del tenis moderno: Rafael Nadal ante Roger Federer, dos de los más grandes tenistas de toda la historia protagonizaron el enfrentamiento número 39 de su rivalidad, pero esta vez fue el español quien se llevó todas las miradas.

Rafa despachó a Roger por 6-3, 6-4 y 6-2 en un dominio absoluto del partido. No solo logró llevarse la victoria de la jornada, sino que además pudo estirar su ventaja sobre el suizo con 24 partidos a favor.