La joven actriz tratará de ayudar con su participación en el certamen al merendero “Estrellitas de Belén”, del barrio Eva Perón.

A juzgar por la votación y la devolución del jurado, Naiara tendrá al menos una oportunidad más de bailar en el concurso más importante de la televisión argentina. En el ritmo disco -el primero del ciclo, que comenzó el lunes pasado- Awada obtuvo 19 puntos y buenas perspectivas de continuidad.

El merendero que recibirá la solidaridad de Awada está ubicado en el límite oeste del barrio Eva Perón y le da de comer a unos 100 chicos día por medio. El sueño consiste en ampliar las instalaciones y adosar el almuerzo diario para los habitantes de la zona.

La noticia de que uno de los sueños tenía como protagonista al comedor puntano tomó de sorpresa a Raúl Barbeito, uno de los administradores de “Estrellitas de Belén”. “No sabíamos que nuestra propuesta iba a quedar seleccionada. Me enteré mientras miraba el programa”, dijo el trabajador ayer a la mañana.

Barbeito considera que la exposición que tendrá el lugar en los próximos meses puede ser favorable para que más gente conozca el merendero y se acerque a colaborar. “Tenemos muchas necesidades que pueden ir subsanándose en adelante”, se esperanzó.

“Estrellitas de Belén” fue el único merendero que el presidente Mauricio Macri visitó en su viaje a San Luis este año. Que su sobrina política encare el sueño televisivo no parece una casualidad. “Cuando vino el presidente -dijo Barbeito- quedó el compromiso de que nos iba a ayudar”.

La relación de Awada con la provincia no es nueva. Bajo las órdenes de Nicolás Teté, un joven cineasta villamercedino, la actriz filmó en la provincia dos películas: “Últimas vacaciones en familia” y “Ónix”, estrenada el año pasado. Además, tuvo una pequeña participación en “El encuentro de Guayaquil”, también rodada en terrenos de la provincia.

 

La participación de la joven que representa al merendero puntano pasó por varios estados.La euforia inicial, alguna provocación al aire, la idea de mostrarse tal cual es, el llanto y las peleas ya descriptas, la confesión de su enamoramiento de Federico Bal, un coqueteo con la bisexualidad y, finalmente, el baile.

En ese aspecto, Naiara demostró un talento especial y cosechó varios elogios por parte del jurado. “Toda mi vida me preparé para esto. Estoy cumpliendo un sueño”, dijo emocionada la chica, que bailó en el tercer turno, después de Mariela Anchipi y la periodista Nancy Pazos.

Awada hace pareja con el reconocido Jorge Moliniers -uno de los pocos bailarines del certamen que logró hacer su carrera en paralelo al programa-, lo que podría ser una ayuda para seguir en carrera.