La ola de frío que azotará en los próximos dos días con fuerza a Catalunya y el resto de España ya ha mostrado su fuerza en Europa. El viejo continente ha amanecido este lunes cubierto por un manto blanco de nieve en algunas capitales. Roma ha quedado paralizada por unas nevadas que no se veían por ahí desde hacía más de seis años, pero no son los únicos.

Alemania ha registrado hoy la temperatura más baja del invierno con 27 grados negativos en la montaña de Zugspitze. La nieve y el frío se han adueñado del país germano. En el sur y el este de Alemania los termómetros han marcado -15 grados y el tráfico ha sufrido importantes restricciones por la nieve en las carreteras. En Bremen se han tenido que cancelar al menos 10 vuelos.