En Rosario, superó por 4-2 a All Boys en el último partido del defensor ante el público local. Los de Floresta ya habían descendido a la B Nacional.
El día en que Gabriel Heinze se despidió de su gente, Newell’s le agradeció todo su esfuerzo, entrega e identificación con los colores rojo y negro con una victoria, una contundente victoria sobre el descendido All Boys por 4-2.

Ezequiel Ponce, a los 2 y 23 minutos, y Alexis Castro, a los 38, todos ellos en la primera etapa, y Maximiliano Rodríguez, a los 38 del segundo período, marcaron los goles de Newell’s, en tanto que Rodrigo Arciero (19 del primer tiempo) y Jonathan Calleri (23 del segundo) consiguieron los tantos de All Boys.

Estuvo en claro que tanto para Newell’s como para los de Floresta el partido era un obligatorio trámite a cumplir, ya que ninguno se jugaba nada. Los rosarinos estaban, desde hace rato, fuera de la pelea por el título, y All Boys, descendido.

A pesar de esto ambos equipos redondearon un partido entretenido, a pesar de que Newell’s tuvo todo bajo control a partir del 2-1 conseguido por Ponce a los 23 minutos del primer tiempo.

El cotejo tuvo un último sacudón con el segundo gol de All Boys (al igual que en el primero el arquero Nahuel Guzmán cometió un error), pero el tanto de Maxi Rodríguez (ingresó por Martín Tonso) volvió a poner todo en su lugar.
El último pitazo del árbitro Jorge Baliño le puso punto final al partido y le dejó lugar al agasajo a Heinze, quien terminó recibiendo el reconocimiento de sus compañeros, los ocasionales adversarios y, por supuesto, el público.