Atletico Paranaense sigue en la Sudamericana porque la diferencia que sacó en Curitiba, una goleada amplia (3-0), fue una montaña difícil de escalar finalmente para Newell’s.

Sin embargo, el equipo rosarino puede darse por satisfecho. Porque, cualquiera que hubiese sido el resultado final, hizo un gran partido de principio a fin. Fue ordenado, intenso, buscando siempre el objetivo sin perder la linea. Hizo un desgaste elogiable durante todo el desarrollo, aún con el condimento de la lluvia y un terreno pesado, en lo que fue sin dudas uno de sus mejores encuentros de la temporada.